Esto es lo que puede suceder si tu página web es demasiado lento:

  • Una velocidad de carga lenta en una página web provoca una disminución de conversiones de contactos, ventas y una genera una pérdida general de tráfico.
  • Los visitantes a tu página web preferirían buscar una página diferente a la tuya en vez de perder tiempo esperando que se cargue tu página.
  • Los buscadores de Internet (Google) castigan sitios web que son lentos, así afectando la indexación de ellos.

Google utiliza el tiempo de carga de la página del sitio web como un factor muy importante para determinar la indexación de tu sitio. Si tu sitio web tarda demasiado en cargarse, puedes perder no solo a los consumidores actuales, sino también a los usuarios futuros.

El número mágico de Google para la velocidad de carga de la página ideal es de dos a tres segundos. Cualquier página que se cargue en más tiempo tendrá un efecto negativo en su indexación.

En istratega hacemos mucho énfasis que los sitios web sean rápidos.